Selecciona tu paísPaís
Español

Español

Logo
Almacenes Autoportantes
Almacenes Autoportantes
Almacenes Autoportantes
Almacenes Autoportantes
Almacenes Autoportantes
Almacenes Autoportantes

Almacenes Autoportantes

Los Almacenes Autoportantes son sistemas de almacenaje integrales que pueden estar formados por cualquier tipo de sistema de almacenaje ya que su característica principal es que la estantería forma parte de la estructura del edificio.

 

Destaca por su optimización del almacenamiento en altura y versatilidad, dado que, pueden diseñarse a partir de distintas soluciones y adaptarse a las necesidades específicas del cliente.

 

En este sistema, la estantería no solo soporta la carga almacenada sino también la carga de los cerramientos exteriores del almacén, así como las fuerzas externas como el viento o la nieve. Por este motivo, la construcción de la obra civil es mínima, lo que agiliza el montaje y reduce costes en relación con los sistemas de construcción tradicionales.

Los almacenes autoportantes aprovechan al máximo el espacio disponible del almacén, de esta manera, pueden alcanzar alturas superiores a los 40 metros: para su construcción, primero se levantan las estanterías y posteriormente se lleva a cabo el cerramiento exterior de la estructura hasta configurar definitivamente el almacén. 

Descripción

El almacén autoportante es una solución de almacenaje de gran altura en el cual las estanterías soportan, además de la carga de la mercancía, la de las cubiertas y los laterales del almacén, formando un conjunto compacto, es decir, en este tipo de almacenes las propias estanterías son las que sujetan la estructura en si. Un almacén autoportante esta diseñado para aguantar las unidades de carga almacenadas, y proteger de los diferentes efectos climáticos que se puedan presentar como el viento, nieve y sismo correspondiente a la ubicación del almacén.  

Asimismo, la mayor parte de los almacenes autoportantes, está equipada con sistemas automáticos y equipos robotizados para la manipulación de las mercancías, sobre todo si cuentan con una gran altura.

Estos almacenes permiten rentabilizar y automatizar el espacio de almacenaje en altura, además de ofrecer una adaptabilidad excelente respecto a espacio, cargas y pesos. De esta forma, se puede optimizar el volumen disponible, alcanzando grandes alturas de almacenaje.

De todos modos, esto no evita que los almacenes autoportantes estén sometidos a estándares de seguridad y calidad propios de las estructuras. Por ello, AR Racking, cuenta con la certificación según la norma EN-1090 de marcado CE, de obligado cumplimiento para los fabricantes de estructuras metálicas industriales autoportantes que se instalan en la Comunidad Europea, tal y como establece el Reglamento Nº305/2011 del Parlamento Europeo.

Cargas paletizadas
Cargas paletizadaso pesadas
Sistema
Sistemacompacto
Solución
Soluciónautomatizada
Idóneo para
Idóneo paraalmacenaje en frío
Almacén autoportante - Funcionamiento

En un almacén autoportante, la carga se almacena utilizando estanterías diseñadas específicamente para soportar las cargas almacenadas y formar parte de la estructura del edificio, así como fuerzas externas como el viento y nieve. En su mayoría son sistemas automáticos que utilizan equipos robotizados para la manipulación de cargas.

Es importante destacar que la carga se organiza de manera que se maximice la eficiencia operativa. Además, la selección de estanterías y la distribución de la carga pueden adaptarse a las necesidades específicas del tipo de producto y requisitos del cliente.

A pesar de que se asocia la imagen de estos almacenes exclusivamente con sistemas automáticos, en realidad, estas tecnologías pueden implementarse en una variedad de estanterías, incluyendo las convencionales, compactas, cantiléver, dinámicas e incluso aquellas destinadas a cargas ligeras distribuidas en varias plantas.

Por todo ello, el almacén autoportante es la solución más adecuada para el almacenaje de gran altura, evitando además la obra civil.

Los almacenes autoportantes consiguen aportar una gran densidad de carga lo que implica un importante ahorro por la menor inversión.

El sistema se adapta a la perfección a almacenes que requieren trabajo en frio o en cámaras de congelación.

Tipos de almacenes autoportantes
Simple Fondo

Doble Fondo

Multideep Shuttle

Ventajas de los Almacenes Autoportantes
  • Aprovechamiento máximo del espacio en altura. Los almacenes autoportantes son soluciones de almacenaje a gran altura, lo que permiten optimizar el espacio disponible construyendo almacenes de hasta 40-45 m de altura.
  • La incorporación de equipos mecánicos automatizados como transelevadores y transportadores, contribuye a minimizar el espacio necesario para los pasillos de trabajo, proporcionando así más espacio de almacenamiento disponible.
  • Los diversos sistemas automatizados facilitan el flujo de mercancías siendo más rápido y eficaz, optimizando el desempeño de la instalación logística y generando ahorros significativos en tiempo y costos. 
  • Máxima capacidad de resistencia. La construcción de estos almacenes es muy robusta y fuerte con el objetivo de hacer frente a factores externos como el viento, nieve o movimientos sísmicos.
  • Simple y rápida instalación del almacén: Para la construcción de un almacén autoportante se evita tener que construir una nave de gran altura donde hacer el almacén, por lo que, no precisa disponer un edificio donde alojar el edificio.
  • Ahorro de costes: La inversión de un almacén autoportante es menor que la de un almacén con estanterías tradicionales, para soluciones de gran altura.
  • Idóneo para el almacenamiento en frío. Estos almacenes se adaptan a las bajas temperaturas, por lo que, es apropiado para el montaje de cámaras de refrigeración y de congelación para el almacenaje de mercancías. Asimismo, la instalación de estanterías galvanizadas aporta una mayor protección contra la corrosión, mayor durabilidad y menor riesgo de deterioro estructural
  • Gran versatilidad: Cada proyecto es único y por eso los almacenes autoportantes se ajustan a las diferentes necesidades de los clientes. Por eso, el diseño interior se adapta a las diferentes soluciones de almacenaje para garantizar una máxima productividad.
Principales aplicaciones de los almacenes autoportantes

Estas son las situaciones principales donde es recomendable la utilización de un sistema autoportante:

  • Para sectores y empresas que reciben gran variedad de referencias y necesitan almacenar grandes volúmenes de una variedad increíble de productos en palets.
  • Cuando el almacén supera los 15-20 m de altura.
  • Empresas que requieran la máxima optimización del espacio y del volumen, independientemente de la altura de construcción.
  • Empresas que necesiten almacenar sus productos en cámaras frigoríficas o de congelación. Una opción muy común es la instalación de almacenes autoportantes a bajas temperaturas, para lo cual las estanterías galvanizadas AR cuentan con una resistencia anti-corrosiva idónea para este tipo de condiciones ambientales.
Componentes de los Almacenes Autoportantes
Componentes de los Almacenes Autoportantes

La principal particularidad de un almacén autoportante está en que las estanterías que lo componen son capaces de resistir no solo las cargas almacenadas y las fuerzas ejercidas por los equipos de manipulación, sino también los demás elementos estructurales como la cubierta y las estanterías que ocupan la altura total del interior del edificio, así como las distintas influencias externas como la fuerza del viento, las sobrecargas de nieve, los movimientos sísmicos, entre otros.

Además, resulta esencial edificar una losa con la capacidad de carga adecuada para resistir tanto el peso de la mercancía como el de los equipos de manipulación.

Los Almacenes autoportantes cuentan con diferentes opciones de diseño en función de las necesidades concretas de cada cliente, estos serían algunos de sus componentes que acompañan a la estructura de la estantería industrial:

Principales componentes de los Almacenes Autoportantes
Fachada y tejado

La fachada y la cubierta superior forman la cara externa de cada almacén autoportante. Ambas se integran a la perfección con la estructura metálica interior para garantizar los más altos estándares de calidad combinados con un alto grado de libertad de diseño.

AR Racking tiene la capacidad de realizar diseños complejos que integren las estanterías y la fachada exterior.

Larguero

Los largueros desempeñan un papel fundamental como elementos estructurales en las estanterías.

Estos componentes horizontales se conectan a los puntales y cumplen la función de sostener las unidades de carga.

Cercha

Una cercha es un elemento estructural que generalmente se utiliza en la construcción de techos y cubiertas para proporcionar soporte y estabilidad.

La función principal es la de a distribuir las cargas del techo hacia puntos de apoyo de manera eficiente y segura, permitiendo que la estructura sea resistente y liviana al mismo tiempo.

Bastidor

Los bastidores son unos de los componentes básicos de la estructura y están formados por 2 puntales, sus correspondientes diagonales, bases de puntal y elementos de fijación.

AR Racking cuenta con una amplia gama de bastidores para cubrir las necesidades de almacenaje de cualquier empresa, desde cargas más ligeras a unidades de carga más pesadas.

Bases y anclajes

En un almacén autoportante, las bases y “anclajes” se refieren a elementos fundamentales para la estabilidad y seguridad de la estructura.

La correcta instalación de ambos elementos es esencial para asegurar que la carga sea distribuida de manera uniforme a la solera y garantizar la estabilidad estructural.

Correas de cubierta

Las correas de cubierta son uno de los elementos esenciales de los almacenes autoportantes, la cual se encuentra en la parte superior de las cerchas y permiten que los paneles de cerramiento se fijen a la estructura.

Su función consiste en unir las cerchas y contribuir a la solidez y estabilidad de la estructura, asegurando que el techo sea capaz de soportar las diferentes fuerzas y cargas a las que pueda estar expuesto.

Otros elementos y accesorios de los almacenes autoportantes
Vallado de seguridad

Son barreras diseñadas para delimitar y proteger áreas específicas dentro de un almacén autoportante.

Estas barreras tienen como objetivo garantizar la seguridad de las personas, proteger la integridad de la estructura y controlar el acceso a áreas restringidas.

Escaleras de acceso a plantas

Las escaleras de acceso a las plantas son estructuras diseñadas para permitir el desplazamiento seguro y eficiente del personal entre los diferentes niveles del almacén.

Back Stops

Es un elemento de seguridad o protección que se utiliza en diversos contextos para prevenir o evitar riesgos o daños y proporcionar seguridad y estabilidad al almacén.

Realzables

Los realzables tienen la capacidad de ajustar la altura de los niveles para acomodar mercancías de diferentes tamaños y optimizar el uso del espacio disponible en un almacén. Este tipo de diseño permite una mayor flexibilidad en la organización y almacenamiento de productos.

Soporte de "Sprinklers"

Es la estructura diseñada para sostener y posicionar los rociadores contra incendios en todo tipo de edificios y estructuras, también conocidos como sprinklers, de manera efectiva.

Los almacenes autoportantes cumplen los más exigentes estándares de seguridad europea, y además cuentan con la garantía de calidad e innovación AR Racking.

5 años de garantía de calidad

La confianza en nuestras Estanterias de Picking Dinámico nos permite ofrecer 5 años de garantía de calidad contra todo tipo de defecto de fabricación o vicio oculto de las piezas de la estructura principal.

Sistema de trazabilidad en las piezas

Desde el año 2016, las piezas principales de nuestras estanterías cuentan con un sistema de trazabilidad en sus piezas.

Con este sistema, los distintos elementos disponen de un marcado identificativo, lo que implica conocer y tener documentada desde el origen cada pieza sin necesidad de disponer de la etiqueta del paquete, y por lo tanto, saber de que pieza se trata, su diseño y que materia prima ha sido utilizada en su fabricación. 

Producción completamente automatizada

El proceso productivo de nuestras estanterías metálicas está totalmente automatizado: incorpora perfiladoras de última generación con proceso de corte en continuo y control de medición láser, centros de soldadura, procesos de pintura y empaquetado, todos robotizados, que garantizan los más elevados parámetros de calidad.

Diseños en el Centro de I+D+i

El diseño de nuestras Estanterías de Picking Dinámico se realiza en nuestro centro tecnológico dedicado en exclusiva a actividades I+D+i, así como un área de desarrollo de proyectos de ingeniería avanzados, que permite ofrecer una respuesta adecuada a los requerimientos logísticos más exigentes.

Testado en Laboratorio de Investigación y Ensayos

Con la creación de nuestro Laboratorio de Investigación y Ensayos juntos con la Universidad de Mondragón nuestra área técnica ensaya y analiza continuamente productos y materiales para la optimización de nuestras estanterías metálicas.

Simula, calcula e investiga (con un software especializado) la eficiencia de las geometrías y realiza completos cálculos estructurales sobre el comportamiento de los sistemas ya instalados en diferentes situaciones. 

Los almacenes autoportantes diseñados e instalados por AR Racking cumplen la siguiente normativa internacional:
  • ISO 9001: 2008
  • ISO 18001: 2004
  • OSHAS 18001: 2007
  • Marcado CE EN 1090-1
  • Certificado de soldadura: UNE EN ISO 3834-2: 2006
  • Certificado de resistencia del galvanizado: UNE-EN ISO 14713-1
  • Reacción al fuego de galvanizado: EN 13501-1: 2007