Selecciona tu paísPaís
Español

Español

Logo

Preparación de pedidos en almacén: que es y como optimizarlo

image

La preparación de pedidos es una de las actividades importantes de un almacén, ya que el objetivo final de la logística es entregar la mayor cantidad de pedidos en el menor tiempo posible y con el coste mínimo.

¿Qué es la preparación de pedido?

La preparación de pedidos es el proceso que se encarga de recopilar, organizar y empaquetar los productos específicos solicitados por el cliente para su posterior envío. También se usa el termino picking para referirse a la preparación de pedidos.

Este proceso incluye las siguientes etapas:

  • Recepción de la orden: se inicia cuando se recibe la solicitud de un cliente.
  • Localización de producto: los operarios de almacén deben ubicar los productos solicitados en el inventario. Esto puede implicar la utilización de sistemas de gestión de almacenes (SGA) que indican la ubicación exacta de cada artículo.
  • Recopilación de productos: una vez que se han localizado los productos, se recopilan de las estanterías en las que están almacenadas.
  • Verificación de la exactitud: es crucial asegurarse de que los productos recopilados coinciden con los solicitados en la orden. Esto se realiza mediante escaneo de códigos de barras o etiquetas.
  • Embalaje: es fundamental que la mercancía se empaquete de manera segura y eficiente para que no sufra ningún daño o deterioro. El tipo de embalaje puede variar según los requisitos del producto o del cliente.
  • Etiquetado: se colocan etiquetas de envío y cualquier otra documentación necesaria en el paquete. Esto facilita la identificación y el seguimiento durante el transporte.
  • Actualización del inventario: es importante mantener un registro preciso del inventario, por lo que hay que actualizar los niveles de stock después de completar una preparación de pedido.
  • Envío: finalmente se envía el pedido al cliente según los términos acordados con este.

La eficiencia en la preparación de pedidos es esencial para reducir los tiempos de entrega, minimizar errores y mejorar la satisfacción del cliente.

Tipos de picking o preparación de pedido

En el proceso de preparación de pedidos es importante determinar cómo llegan los productos a los operarios. Se emplean distintos criterios de preparación de pedidos:

  • Hombre a producto: los operarios recorren el almacén hasta donde se encuentre la mercancía que necesitan para recogerlo.
  • Producto hombre: consiste en el uso de máquinas y tecnologías automatizadas, que son estas las encargadas de coger la mercancía y entregarlo al operario.
  • Cross docking: la mercancía se descarga y recepciona, e inmediatamente se carga en un medio de transporte para su entrega al cliente final, con un tiempo muy reducido de manipulación y sin requerir de una etapa de almacenamiento.

Métodos de preparación de pedidos según las estanterías

Existen métodos de preparación de pedidos según donde se ubique la mercancía, dependiendo de dicha ubicación, el operario puede utilizar diferentes mecanismos para preparar los pedidos de una forma más eficiente.

Métodos de preparación de pedido en diferentes niveles:

  • A nivel del suelo: la mercancía se encuentra en un solo nivel a la altura del suelo.
  • En niveles bajos: la mercancía se encuentra a la altura del operario.
  • En niveles medios: la mercancía se encuentra a menos de cuatro metros de alto.
  • En niveles altos: las estanterías se encuentran llenas de productos, independientemente de su altura.

Métodos de preparación según su recogida

La preparación de pedidos también varía según como es la dinámica de la recogida:

  • Pedido a pedido: el operario busca la mercancía en el almacén y lo prepara para el envío.
  • Picking en grupo: el operario recolecta toda la mercancía y lo agrupa en la zona de picking. Después, los embala de forma individual para que sean enviados.
  • Picking por zonas: los pedidos se procesan según su ubicación en el almacén y se preparan varios pedidos por grupos al mismo tiempo.

Fases o etapas en el proceso de preparación de pedidos

La preparación de pedidos en un almacén implica una serie de fases cruciales, cuya eficiencia es determinante para el éxito operativo.

Recepción de la orden

Inicialmente, se recibe y procesa la orden del cliente, activando el proceso logístico. En esta etapa, los sistemas de gestión de pedidos, en conjunción con los sistemas de almacenaje instalados, juegan un papel esencial al garantizar la rápida captura y distribución de la información.

Planificación y asignación de recursos

Posteriormente, se procede a la planificación y asignación de recursos, donde los sistemas de almacenaje instalados, sean convencionales o automatizados, pueden optimizar la gestión de inventario y la asignación de tareas.

Recogida de productos (Picking)

En la fase de recogida de productos, los sistemas de localización de inventario y los sistemas de picking automatizado permiten una selección precisa y eficiente de los productos requeridos, minimizando errores y tiempos de procesamiento.

Verificación y control de calidad 

La verificación de productos y el control de calidad se llevan a cabo de manera rigurosa, utilizando tecnologías de escaneo y reconocimiento para garantizar la exactitud y la integridad de los pedidos.

Embalaje y etiquetado

Asimismo, los sistemas de embalaje y etiquetado integrados permiten una preparación eficiente de los productos para su transporte, asegurando la conformidad con los requisitos de embalaje y etiquetado.

Preparación para el envío

En la fase de preparación para el envío, los sistemas de gestión de almacén (WMS) facilitan la coordinación del flujo de productos hacia la zona de envío, optimizando la consolidación de pedidos y la preparación de la documentación requerida.

En conjunto, la integración de sistemas de almacenaje avanzados con procesos logísticos eficientes es fundamental para maximizar la productividad y la satisfacción del cliente en la preparación de pedidos en un almacén.

Diseño de un almacén para preparación de pedidos

Es importante tener una buena distribución en un almacén. El layout o diseño del almacén debe estar sujeto a la cantidad de pedidos diarios que se preparan y en función de ello debemos considerar lo siguiente:

  • Zona de picking: hay que analizar las características del pedido, el tamaño, el peso, la ubicación y la posición de las unidades de carga y la distancia que los operarios deben recorrer.
  • Estanterías: es esencial en un almacén el uso de estanterías industriales adecuadas a la mercancía que se almacenará para una óptima gestión de los productos.
  • Envase y embalaje: debe haber un contenedor que se usa temporalmente para alojar los productos de los que se ha hecho picking. Es esencial para que facilite la manipulación y el transporte de los artículos.
  • Dispositivos de ayuda para picking: el pick to light y put to light por ejemplo son ideales para minimizar errores, ya que indican a los operarios donde esta y la cantidad de la mercancía que deben manipular.
  • SGA: implementar un sistema de gestión de almacenes es imprescindible para una preparación de pedidos eficaz, ya que facilita el trabajo optimizando rutas de picking de los operarios, digitaliza la gestión de la información etc.

Lo más habitual es combinar diferentes sistemas de almacenamiento y métodos de preparación de pedidos para optimizar el proceso y sacarle el máximo partido al trabajo de los operadores.

 

En resumen, para que el pedido llegue correctamente al cliente hay que tener una buena organización en el almacén. Para ello, es imprescindible contar con sistemas de almacenaje adecuados a cada tipo de mercancía. Desde AR Racking podemos ayudarte a elegir las estanterías industriales que mejor se adapten a tu almacén, contacta con nosotros y te ofreceremos un servicio personalizado.