Selecciona tu paísPaís
Colombia

Colombia

Logo

Bodega de materias primas: Organización y claves

image

El almacenamiento de materiales es un proceso esencial que permite que las empresas tengan a su disposición los productos y materias primas necesarias para satisfacer las demandas de las líneas de producción. Una adecuada organización de las materias primas no solo mejora la eficiencia logística, sino que también agiliza los procesos de fabricación.

¿Qué es una bodega de materias primas?

Un almacén de materias primas es una instalación dedicada a la conservación y almacenamiento de los materiales básicos necesarios para la fabricación de productos. En este tipo de almacén se guarda la mercancía sin procesar, es decir, aquella que todavía no ha pasado por ningún proceso productivo, por lo tanto, son los recursos iniciales que se utilizan en la fabricación de productos antes de que pasen por procesos de transformación. En el contexto industrial, los artículos almacenados suelen ser materiales como tejidos, metales, madera, plásticos, productos químicos y otros componentes necesarios para la producción.

Organización y gestión de materias primas

Las bodegas de materias primas suelen contar con sistemas de inventario, control de calidad y medidas de seguridad para garantizar la seguridad de los materiales almacenados. La organización y eficiencia en la gestión de un almacén de materias primas es crucial para optimizar y asegurar un suministro constante de los recursos necesarios para la producción, evitando errores y problemas en la gestión de inventarios, para lo que habrá que definir correctamente que sistema de almacenaje utilizar.

Asimismo, estas bodegas suelen situarse cerca del centro de distribución o del sitio donde se utilizarán estos materiales para ser transformados con el fin de agilizar los movimientos de mercancía. En la logística de aprovisionamiento, la coordinación entre las bodegas y los centros de producción es imprescindible para lograr un funcionamiento eficiente.

Trazabilidad de los materiales

La trazabilidad de producto es una característica básica en cualquier instalación logística, tiene especial importancia en una bodega de materia prima. El responsable logístico tiene que conocer la ubicación exacta de los productos y controlar los procesos de manipulación de todas las mercancías para garantizar las normas de calidad en el proceso productivo.

A la hora de planificar el diseño del almacén y los sistemas de almacenaje hay que tener en cuenta variables como el tipo de mercancía, las necesidades de producción o la demanda de producto. El layout de la bodega es crucial en el abastecimiento a producción, porque la correcta distribución del espacio facilita el almacenamiento y el movimiento de mercancía hacia las líneas productivas.

Características de una bodega de materias primas

Un almacén de materias primas para ser eficiente debe combinar capacidad de almacenamiento, organización, seguridad y control para garantizar un flujo de suministro fluido y confiable que sustente la producción industrial.

Estas son algunas de las características principales que debe cumplir un almacén de material primas:

Ubicación estratégica

La bodega debe estar ubicado de manera estratégica para facilitar el acceso a las materias primas y reducir los costos de transporte. Además, debe ser fácilmente accesible para los proveedores y tener conexiones eficientes con la planta de producción para reducir costos y tiempo.

Capacidad de almacenamiento adecuada

La bodega debe tener la capacidad suficiente para almacenar las materias primas necesarias para la producción y abastecimiento. Debe considerarse tanto el espacio físico, como la capacidad de carga. De este modo, el diseño y la disposición del almacén deben estar pensados para maximizar la eficiencia en la recepción, almacenamiento y distribución de las materias primas. Esto puede incluir la implementación de tecnologías como sistemas de gestión de bodegas).

Control de temperatura y humedad

Dependiendo de la naturaleza de las materias primas, puede ser necesario mantener condiciones específicas de temperatura y humedad para preservar su calidad ya que, algunos productos, como los frescos o perecederos, pueden ser sensibles a variaciones ambientales. Por lo tanto, es importante contar con un sistema de refrigeración adecuado y controlar la temperatura de los materiales en todo momento.

Organización eficiente 

Es fundamental contar con un sistema de organización eficiente para facilitar la localización y recuperación de las materias primas por lo que, la trazabilidad es esencial para asegurar la calidad de los materiales y garantizar la seguridad del producto final. Esto puede incluir un registro detallado de los proveedores, sistemas de etiquetado, fechas de entrega y de caducidad y un sistema de gestión de inventario. Asimismo, es importante tener un control riguroso del inventario y gestionar adecuadamente la entrada y salida de los materiales para evitar su desperdicio.

Manejo adecuado de materiales

La manipulación de las materias primas debe realizarse de manera meticulosa y correcta para evitar daños en los materiales. Por lo tanto, dependiendo de la naturaleza de las materias primas, es necesario contar con equipos y procedimientos adecuados para el manejo seguro de los materiales. Esto puede incluir la presencia de grúas, montacargas u otros equipos especializados.

Cumplimiento normativo

Debe cumplir con las regulaciones locales y nacionales relacionadas con el almacenamiento y manejo de materias primas. Esto incluye normativas de seguridad, medio ambiente y cualquier otro requisito específico de la industria. Igualmente, se deben llevar a cabo tareas de mantenimiento para asegurar que todas las instalaciones y equipos estén en buen estado.

Flexibilidad

La bodega debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse a cambios en la demanda y en la variedad de materias primas utilizadas en la producción.

Objetivos principales a cumplir

Los objetivos de una bodega de materias primas pueden variar según el tipo de industria y la estrategia empresarial, pero generalmente incluyen los siguientes aspectos:

Conservar y proteger los estándares de calidad y seguridad de los materiales

El almacén debe implementar medidas de control de calidad que aseguren el buen estado y calidad de las materias primas, cumpliendo todas las regulaciones y normativas, y la seguridad de los movimientos de mercancía para evitar defectos en los productos finales y mantener la satisfacción del cliente.

Garantizar y controlar la gestión el stock

La bodega recibe la mercancía de los proveedores y la envía cuando se produce un pedido de producción que demanda esa materia prima, por lo que, es necesario asegurar que haya un suministro constante y oportuno de los materiales almacenados principales para la producción. Esto implica tener una organización y gestión previa para adaptarse a las necesidades del artículo que haya que producir y asegurar los niveles adecuados de inventario. Asimismo, el responsable logístico debe monitorizar métricas como el stock de seguridad o el punto de pedido.

Reducir perdidas y los costes de almacenamiento

Implementar prácticas y procesos que reduzcan las pérdidas y desperdicios de materias primas como incluir una gestión adecuada de fechas de caducidad, la rotación de inventario y la identificación temprana de productos obsoletos es de vital importancia para reducir perdidas y desperdicio sen materias primas.

Buscar maneras de minimizar los costos asociados con el almacenamiento de materias primas, como los relacionados con el espacio, el manejo de inventario, y la gestión logística. Esto puede incluir la implementación de prácticas de gestión de inventarios just in time  para evitar el exceso de existencias.

Mejorar la eficiencia

Buscar continuamente maneras de mejorar la eficiencia en los procesos operativos del almacén, como la recepción, almacenamiento, picking y despacho de materias primas. Esto puede implicar el uso de tecnologías como RFID o la automatización de ciertos procesos.

¿Cómo se tienen que almacenar las materias primas?

El almacenamiento adecuado de materias primas es esencial para preservar su calidad, evitar desperdicios y facilitar un flujo de producción eficiente. A continuación, se presentan algunas prácticas comunes para el correcto almacenamiento de materiales básicos:

Evaluación de la bodega

Antes de realizar cualquier cambio, es importante evaluar el estado actual del almacén. Esto incluye medir el espacio disponible, revisar el diseño físico, identificar áreas problemáticas y evaluar la eficiencia de los procesos actuales.

Planificación del espacio

Planificar la disposición y espacio del almacén de manera eficiente y asignar un lugar de almacenamiento adecuado es vital importancia. En primer lugar, es importante tener claro que materias primas se van a almacenar y de cómo se van a utilizar en la producción. Además, es importante tener en cuenta el tipo de almacenamiento para cada materia prima ya que, algunas pueden requerir necesidades especiales de almacenamiento. Finalmente, es importante, tener en cuenta la frecuencia de uso de cada materia prima para organizar el lugar de almacenamiento.

Etiquetado y codificación

Implementar un sistema de etiquetado e identificación claro resulta crucial para identificar cada tipo de materia prima y la ubicación de esta. Además, es necesario categorizarlas según su tipología, utilidad y fecha de caducidad para garantizar un correcto almacenamiento de las materias primas.

La utilización de estanterías y estructuras de almacenamiento especializadas puede ser beneficiosa para maximizar la utilización del espacio disponible y garantizar un acceso cómodo y eficiente a las materias primas.

Aplicación de la gestión de inventarios FIFO

Organizar las materias primas de acuerdo con el método FIFO (First In, First Out), lo que implica la primera mercancía o unidad de carga en entrar en almacén, es la primera en salir de él. Esto ayuda a minimizar el riesgo de obsolescencia y desperdicio. Esto también ayuda a evitar la acumulación de materias primas que no se utilizan con frecuencia.

Ventajas de una bodega de materias primas

Diseñar, planificar e implementar un almacén específico para materias primas ofrece una serie de ventajas significativas que impactan directamente en la eficiencia operativa y la rentabilidad de una empresa. Algunas de las ventajas más destacadas incluyen:

Mayor eficiencia en la producción

Un almacén bien organizado contribuye a una mayor productividad en toda la cadena de suministro. Al facilitar un acceso rápido y eficiente a las materias primas, se pueden aumentar los niveles de producción y cumplir con los plazos de entrega de manera más consistente.

Optimización del espacio

Al organizar un almacén de materias primas de manera eficiente, se maximiza el uso del espacio disponible. Esto permite almacenar una mayor cantidad de materias primas en el mismo espacio, lo que reduce la necesidad de expansión o alquiler de instalaciones adicionales.

Reducción de costos

La organización adecuada de la bodega de materias primas ayuda a minimizar los costos operativos al optimizar el uso de recursos como espacio, mano de obra y equipos. Al reducir los tiempos de manipulación y búsqueda de materiales, se pueden disminuir los costes asociados con el tiempo perdido y la mano de obra adicional.

Asimismo, una correcta organización reduce la probabilidad de cometer errores en la entrada, almacenamiento y distribución de materias primas. Además, al seguir principios como el FIFO (First In, First Out), se minimiza el riesgo de caducidad y se reducen las pérdidas asociadas con la expiración de productos.

Mayor seguridad

Un almacén organizado y limpio contribuye a un entorno de trabajo más seguro para el personal. La identificación clara de las materias primas, el almacenamiento adecuado y la eliminación de obstáculos reducen el riesgo de accidentes en el lugar de trabajo.

Mejora del proceso de trabajo

Una bodega organizado facilita el flujo de trabajo al reducir los tiempos de búsqueda y manipulación de materiales. Los productos se pueden encontrar rápidamente y con un acceso directo a ellos, lo que agiliza los procesos de producción y reduce los tiempos de inactividad.

 

En AR Racking, como expertos en el diseño y fabricación de estanterías metálicas, somos conscientes de la importancia de un correcto almacenaje de materias primas.

Si necesitas asesoramiento o solicitar una cotización de estanterías industriales para tu bodega, nuestros expertos te asesorarán con la mejor solución de almacenaje.