Selecciona tu paísPaís
Perú

Perú

Logo

¿Qué es la gestión de almacén FEFO? Ventajas y diferencias con otros métodos

image

Las empresas que se dedican a vender productos perecederos deben tener un método de gestión de almacén para garantizar que los productos se organicen de la manera más eficiente posible para evitar pérdidas y devoluciones relacionadas con la caducidad.

Uno de lo métodos de gestión de stock en almacenes más utilizados en las empresas con mercancía perecedera es el método FEFO.

A continuación, se desarrollarán cuestiones relacionadas con la gestión de almacén FEFO y sus diferencias respecto al resto de métodos. 

Método FEFO que es y cuando se utiliza

El método FEFO es una estrategia de gestión de inventarios el cual, consiste en organizar las actividades del almacén de manera que se de salida prioritaria a aquellos productos que tengan una fecha de caducidad más cercana, por lo que, la información más importante para organizar el almacén es la fecha de vencimiento de la mercancía. Es decir, el producto que primero vence es el primero que ha de ser consumido o distribuido. De esta manera, mantenemos la calidad del producto y evitamos costes extra por productos caducados reduciendo el riesgo de que se estropee la mercancía.

En el sector de alimentación y bebidas es muy usual el uso del método FEFO para la gestión del almacén con el fin de proteger la calidad y seguridad de los productos tales como los lácteos, carnes, frutas, verduras…

Asimismo, en el sector farmacéutico también es muy utilizado para evitar el consumo y distribución de productos caducados. En conclusión, implantar un método FEFO para productos perecederos con fechas de caducidad ayuda a proteger la salud y seguridad de los consumidores.

Beneficios y ventajas del método FEFO

El método FEFO es el método más empleado por empresas de sectores cómo alimentación, cosmética o farmacia debido a que estas empresas deben controlar la fecha de caducidad de los productos de manera continua, para evitar errores y disminuir los riesgos.

Está técnica ofrece ventajas considerables en la gestión y organización de inventario. A continuación, se mencionarán las principales ventajas que ofrece el método FEFO.

  • Reducir el desperdicio de productos: Emplear y distribuir los productos con fechas de caducidad más cercanas ayuda a evitar que se caduquen en el almacén, lo que produce una menor cantidad de productos desperdiciados.
  • Mantener la calidad del producto: El método FEFO protege las condiciones óptimas de los productos que van a ser vendidos.
  • Ayuda a cumplir la normativa: En sectores enormemente regulados, esta técnica ayuda a cumplir con las estrictas normativas y regulaciones vigentes relacionadas con la seguridad y calidad del producto.
  • Mayor rotación de inventario: El método FEFO promueve la rotación de inventario, lo que ayuda a conseguir una gran afluencia y movimiento de los productos en el almacén.
  • Aumento de la satisfacción de los clientes: Al garantizar que los productos entregados o vendidos están frescos y son de buena calidad, aumenta la satisfacción del cliente.
  • Reducir las crisis de reputación y de imagen de marca.
  • Reducir los costes: La reducción del desperdicio de productos y la buena gestión del inventario pueden reducir los costos y gastos que se producen en el almacén a largo plazo.

¿Cómo establecer el método FEFO en el almacén?

Para poder implantar el método FEFO en los almacenes se deben seguir los siguientes pasos:

  • Organización y etiquetado de los productos: Los productos deben estar claramente etiquetados e identificados desde que llegan al almacén hasta que se van del mismo.
  • Llevar a cabo sistemas de gestión de inventarios: Es imprescindible que el stock este registrado y actualizado en el inventario, incluyendo toda la información necesaria para la correcta distribución de los productos.
  • Almacenaje por fecha de caducidad: Los nuevos productos se almacenan detrás de los ya existentes para que a la hora de hacer picking elegir los productos más cercanos a la fecha de caducidad.
  • Monitorización y modernización: Una vez que el método FEFO ya se haya instalado, es muy importante monitorizar la efectividad, realizar los ajustes que sean necesarios y revisar y actualizar las fechas de vencimiento siempre que sea posible.

Diferencias entre LIFO, FIFO y FEFO

Existen múltiples maneras y técnicas para gestionar el almacén e inventario de forma eficaz y asegurándose de que todo está bajo control. Dentro de los métodos más utilizados y conocidos se encuentran el método LIFO, el método FIFO y el método FEFO, donde la elección de una u otra técnica depende de varios factores, como por ejemplo: el tipo de almacén, los productos almacenados, los procesos logísticos de cada empresa… Pero los tres métodos tienen como objetivo organizar y controlar las entradas y salidas de los productos almacenados de la manera más efectiva.

Como ya se ha comentado anteriormente, el método FEFO organiza el almacén de una manera en la que prioriza la salida de los productos con una fecha de caducidad más cercana. Es una técnica que ayuda a evitar costes extra por mercancía caducada reduciendo el riesgo del deterioro de los productos almacenados.

El método FIFO, es muy parecido al anterior, pero en vez de utilizar la fecha de caducidad como premisa para dar salida preferente los productos se emplea el criterio de la fecha de antigüedad en el almacén. Es decir, ante los productos con la misma fecha de vencimiento, se le daría salida primero a aquello que entraron antes.

Finalmente, está el método LIFO el cual, aplica el criterio contrario. El último producto en entrar es el primero en salir, es decir, los productos recién llegados al almacén tienen prioridad para salir que el que lleva más tiempo. Este método se aplica a productos que no tienen fecha de caducidad y donde no hay riego de desperdicio de mercancía como por ejemplo los materiales de construcción los cuales pueden mantenerse en perfecto estado durante un largo periodo de tiempo. Dado que los productos se almacenan por orden de llegada procurar dar salida siempre a la mercancía más antigua implicaría más tiempo y desplazamiento, es decir, un gasto de tiempo y recursos innecesario.

La automatización de los almacenes ha permitido a las organizaciones y empresas desarrollar métodos de gestión más eficaces logrando eliminar posibles errores que puedan surgir.

Implantar un software para la gestión del almacén

El uso del método FEFO es en muchas ocasiones es inasumible de manera manual por lo que, las herramientas digitales han logrado ayudar a mantener el control en toda la cadena de suministro para facilitar todas las operaciones logísticas. Independientemente del método de gestión que se haya elegido, es necesario y recomendable disponer de un software, como la tecnología RFID entre otros, que lleve el control de las salidas y entradas, ubicaciones, lotes, fecha de caducidad… para obtener la eficacia total en la gestión de cualquier técnica escogida.

En cuanto a la elección de los sistemas de almacenaje idóneos para la gestión FEFO, es aconsejable ponerse en contacto con una empresa especializada en soluciones de almacenaje. Si estas interesado en mejorar tu instalación y gestión logística, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales para que un asesor te aconseje acerca de la mejor opción para tu empresa.